Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Turismo

Ayuntamiento de Ojén  • ayuntamiento@ojen.es  • 952 88 10 03 - 952 88 11 00

Ayuntamiento de Ojén

Turismo

OJÉN INSPIRACIÓN PARA LOS SENTIDOS

La villa vive entre el luminoso Mediterráneo y la tradición andaluza de la Sierra de las Nieves

Enclavado como una atalaya sobre el Mediterráneo, el municipio de Ojén sirve como entrada a la Sierra de Las Nieves desde la Costa del Sol. Desde él se otea el espejo de agua del Mare Nostrum y se siente el frío aire serrano en las tardes de otoño. Ojén es una inspiración para los sentidos.

VÍDEO:  Ojén: Una inspiración para los sentidos

La villa ojeneta, famosa en el siglo XIX y principios del XX por su aguardiente de hierbas, mencionado entre otros por Camilo José Cela en su célebre novela La Colmena, o retratado por el mismísimo Picasso en uno de sus cuadros titulado Bodegón Español, tuvo fama internacional y que, basado en una fórmula secreta, se perdió sin posibilidad de renovarse. Ojén ha sabido conservar en sus calles el espíritu del pueblo blanco andaluz adaptándose a las necesidades del turista moderno.

 

Desde el año 2010 cuenta con una oficina de turismo CIAC desde la que se pueden concertar guías culturales y etnográficas en el municipio ofreciendo al visitante la posibilidad de vivir una experiencia andaluza auténtica, realizando labores de esparto, talleres de jabón natural, catas de aceite o degustando desayunos molineros. De esta manera Ojén presenta al visitante un recorrido por sus calles y monumentos emblemáticos, ofrecen distintas posibilidades para degustar su gastronomía propia y tradicional como el bolo de hinojos, el potaje de castañas o el salmorejo ojeneto, le abraza con su fandango cortijero o con la afabilidad de sus gentes.

 

VÍDEO: Ojén: Picasso por un día

Ojén posee en sus calles tres enclaves fundamentales que visitar: El museo del Molino, una restauración precisa y en perfecto estado de funcionamiento de los molinos de aceite tradicional, donde además se pueden adquirir recuerdos de la Villa, trabajos artesanos de esparto y talla de madera; las Cuevas, enclave que marca la vida cotidiana en el pasado y que en la actualidad se encuentra habilitado para su visita, que recoge el fresco en verano y el calor en invierno; y, por último, la Iglesia de la Encarnación, un templo de claras reminiscencias árabes, con una sola nave y la torre del campanario anexa, en forma de alminar, y con un techo de artesonado realizado con madera de pino rojo, destacar el reloj, realizado por los mismos artesano que elaboraron el de la Puerta del Sol de Madrid.

Ojén quiere mostrar su yo más profundo e intenso, abrir sus calles y plazas, el agua de sus fuentes al visitante que busque la tradición, el reposo, el sabor de o auténtico. El municipio posee numerosos restaurantes y tascas en los que degustar los productos más típicos y una gastronomía apegada férreamente a su historia. Salmorejo ojeneto, arroz y bolo de hinojos, potaje de castañas, sabores tradicionales que se están recuperando en muchas de sus tabernas como esencia del patrimonio intangible.

Ojén forma parte de la Sierra de las Nieves y con ella, recibió en 2009 el Premio EDEN de la Unión Europea al desarrollo del turismo sostenible y el patrimonio intangible, y en 2010 el Premio Skal Internacional, un sello de calidad y de garantía al que rubrica el buen hacer de sus gentes. Ojén, inspiración de los sentidos.

VÍDEO: Ojén: Aromas de la Sierra

No olvidar sus tres eventos socioculturales más destacados: OJEANDO Festival, uno de los eventos musicales más destacados de Málaga y Andalucía con la presencia de las mejores bandas de pop-rock independiente del panorama nacional y que se celebra el primer fin de semana de julio; el Festival Castillo del Cante, uno de los más veteranos festivales de cante flamenco en la provincia y que trae todos los primeros fines de semana de agosto a los mejores exponentes de este género musical y la feria en honor a San Dionisio Areopagita, una feria clásica donde las mujeres se visten de gitana y los hombres de corto y que destila alegría desde las primeras horas de la mañana hasta las últimas de la noche.

 VÍDEO: Ojén: Rutas senderistas